Maduras con Jóvenes, un Modelo de Pareja de Moda en 2022

Las parejas formadas entre maduras y jóvenes están de moda. Es así desde la relación que sostuvo Demi Moore con el también actor Ashton Kutcher, 20 años más joven. Mientras que en la actualidad nos encontramos con Shakira y Gerard Piqué (10 años), Lisa Bonet y Jason Momoa (12 años), entre otras.

Este tipo de parejas ha sobrepasado las pantallas porque las mujeres maduras son más estables económicamente. Ese elemento inclina a muchas mujeres a no requerir de un hombre que les ronque al lado todas las noches. Lo que las mujeres buscan ya no es el matrimonio sino la satisfacción sexual.

¿Pero qué es lo que quieren los jóvenes? Esta y otras interrogantes te las respondemos en este post. Lee y descubre algunos datos que muy seguramente te ayudarán a olvidar los complejos sobre el tema y ser más feliz.

¿Cómo es ser madura y tener una aventura con un joven?

Que a una mujer le interese relacionarse con hombres más jóvenes que ella tiene que ver con ser consciente de que el sexo no significa amor. Por muchos años los cuentos de hadas nos condicionaron a creer que el sexo, el deseo y el amor van de la mano. Ahora entendemos que son términos desiguales.

El amor se sostiene del tiempo y la relación de pareja, no obstante las mujeres que ya han madurado, tuvieron un acompañamiento y se separaron buscan otra cosa. Por esta razón es común ver que este fenómeno se observa en mujeres adultas y sobre todo sexualmente insatisfechas.

La solución a esa insatisfacción ha sido la liberación sexual y ha desembocado en valerse de hombres jóvenes y apuestos para sanar ese apetito. Así que la condición para conquistar a una mujer desarrollada profesional y económicamente consiste en un buen desenvolvimiento debajo de las sábanas.

¿Cómo se les llama a las mujeres que les gustan los jóvenes?

Existen dos expresiones asociadas a las mujeres que prefieren los hombres más jóvenes. Una de ellas es cougar, un término anglosajón cuyo significado es el de mujer puma. El otro término es efebofilia que en griego se relaciona con la filiación de una mujer con un varón puberto.

¿Cómo conquistar a un hombre más joven que yo?

La mejor manera de conquistar a una pareja más joven es ser tú misma. A los hombres les fastidia de las jóvenes que suelen divagar y no estar seguras de quiénes son, ni lo que quieren. También en la cama son más inseguras porque no tienen la experiencia para saber qué es lo que realmente las satisface.

Otro punto a favor que tienen las maduras frente a las jóvenes es que tienen una mejor relación con su cuerpo. Las maduras se aceptan y saben buscar a alguien que las valores tal como son. Mientras que las jóvenes cambian su apariencia constantemente.

¿Cómo se le dice a un hombre que le gustan las mujeres mayores?

“Pollito”, “colágeno” y toy boy son algunas de las expresiones con las que nos referimos a los hombres que les gustan las féminas con más edad.

Esto no tiene que llevar una connotación negativa. Al contrario, estar con una mujer decidida, independiente, que sabe bien qué quiere y qué hacer en la intimidad es un orgullo para cualquiera.

¿Por qué me gustan los hombres más jóvenes?

Los jóvenes sienten menos presión y tienen menor carga emocional que los mayores. Esto significa que los jóvenes son más divertidos, tienen menos complejos, son más arriesgados y aventureros, lo que a las mujeres nos llama más la atención si necesitamos liberar presiones.

Por otra parte, entre los 20 y 30 años de edad el hombre está en su plenitud sexual. Esto coincide con que la mujer después de los 35 aprende a conocerse a sí misma, sus gustos, lo que quiere y lo que no. Luego de su madurez la mujer empieza a descubrirse a sí misma y a liberarse del qué dirán.

Los hombres mayores de 30 años tienen hijos, divorcios o quieren compromisos, caso contrario de las aspiraciones de muchas mujeres adultas. En cambio, las mujeres maduras son más seguras de sí mismas, se cuidan y no tienen miedo de la competencia y eso es un atractivo para muchos jóvenes.

Conclusión

Es un hecho que a los jóvenes les llama la atención las mujeres maduras. Ellas no se apresuran al matrimonio ni a tener hijos, porque ya han pasado página a esa etapa. Los jóvenes no buscan compromisos y son más inhibidos, características que a ambos les une y beneficia.

Lo anterior nos lleva a pensar que vale la pena dejar de lado las aprensiones. Las mujeres mayores no son únicamente un apoyo económico, aspecto que no siempre es perseguido por los jóvenes. La ventaja que una mujer tiene frente a una adolescente no está en su cartera sino en su experiencia y madurez.